Apunta tu mail aquí. Prometo no ser pesado.

miércoles, 5 de agosto de 2015

Cómo exponer fácilmente en manual



Aprovechando todas las posibilidades del sensor de las cámaras DSLR podemos obtener imágenes de mayor calidad. Por ejemplo, exponiendo en manual.

Las cámaras digitales suelen tener modos de exposición automáticos. No es que funcionen mal, pero la cámara no sabe exactamente como quiere el fotógrafo que quede la exposición. Así que trata de realizar una exposición correcta de la escena que va a tomar con las características del sensor (dejémoslo ahí).

Cuando hacemos la foto, podemos ver una interpretación que realiza la cámara en la pantalla trasera. Eso nos permitirá saber el encuadre tomado, pero la exposición la veremos mucho mejor examinando el histograma.



Utilizando los modos automáticos de la cámara se obtienen histogramas correctos. Algo similar a este:

Al ver el histograma vemos a la derecha que en la imagen no hay zonas quemadas. También vemos a la izquierda que no hay negros empastados. Todos tienen detalle. Y en el centro vemos que la imagen tiene muchas zonas con exposiciones medias. Entonces todo correcto.

Pero podríamos exprimir mucho más las características del sensor exponiendo de otra manera. Por ejemplo así:

SÓLO PARA DISPARAR EN RAW

1. Pongo el modo de exposición en puntual
2. Me fijo en la zona más clara de la imagen que no quiero que salga sobreexpuesta.
3. Ajusto la exposición a esa zona y sobreexpongo dos pasos. Para que esa zona clara salga lo más desplazada a la derecha posible en el histograma.
4. Enfoco a la zona que quiero que salga enfocada
5. Reencuadro y realizo la foto.

Si utilizamos el método manual como el que he escrito arriba, obtendremos histogramas similares a este:

Este histograma tiene los canales de color separados, pero para el caso es lo mismo. Imagínate que el de arriba está tomado a ISO 100 y el de abajo a ISO 400.

En la zona de los negros ahora no aparece nada, y todos los niveles se han desplazado hacia la derecha. La imagen tomada estará más sobreexpuesta que en el anterior caso. Pero la fotografía siempre ha llevado detrás el paso de revelado, que es lo que tendremos que hacer ya en casa.

En mi opinión, el segundo histograma tiene mucha más calidad que el primero. Y eso tiene que ver con las características del sensor.

El sensor nos transforma la luz que le llega a través del objetivo en una señal eléctrica. Y el sensor toma muchísimos más niveles de señal en las zonas claras que en las zonas oscuras. Me gustaría poder explicarlo de una forma mucho más exacta y técnica, pero con esta explicación yo me conformo.

Tal vez esta siguiente imagen te lo explique mucho mejor.

Por cada diafragma que subexponemos, en realidad lo que hacemos es perder la mitad de la información que podríamos tener. Pasar de un diafragma a otro nos hace ganar o perder ¡la mitad de los niveles¡

Si en el primer caso que he puesto quisiéramos en el revelado aclarar la imagen, estaríamos desplazando en el ordenador el histograma hacia la derecha. Pero nuestra imagen perdería calidad, ya que casi perderíamos la mitad de la información que debería de tener. Se perdería detalle y aparecería ruido.

En el segundo caso, si la foto quisiéramos subexponerla porque nos ha quedado muy clarita, podríamos hacerlo sin casi perder calidad, ya que la toma original tendría muchísimos más niveles de información de los necesarios. El detalle sería mucho mejor y no habría ruido. En este post puse dos ejemplos con dos fotografías reales.

Espero que este post te ayude¡






No hay comentarios:

Publicar un comentario