Apunta tu mail aquí. Prometo no ser pesado.

jueves, 31 de agosto de 2017

Y va y saca la lengua¡¡

Qué debe sentir ese fotógrafo cuando se da cuenta de que ha fotografiado algo único.
Ver a un premio Nobel como Albert Einstein, pedirle que sonría y entonces saca la lengua. Y se convierte en una de las fotografías más icónicas del siglo XX. El fotógrafo se llamaba Arthur Sasse.





Tomar testimonio de algo único. Como cuando lo de Camilo José Cela y el "Váyase a la mierda¡¡".
No sé, seguramente no tiene ni comparación.

Sacar la fotografía en el momento justo. Qué difícil.

Cuando realizo sesiones de fotos, muchas veces utilizo la ráfaga. Me sirve para poder elegir luego la foto que me gusta, con la expresión que me parece más real o más especial. Qué mérito tiene sacar la foto justo cuando saca la lengua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario